Archivo de la etiqueta: rouco

Cómo engañar a tu conciencia y no morir en el intento, hoy: la familia tradicional

Quinta y, por las fechas en qué estamos, última entrega del año de Cómo engañar a tu conciencia y no morir en el intento. Hoy, motivado por causa de rabiosa necesidad, me veo obligado a hablar de la familia tradicional y el concepto de la Iglesia sobre ésta. Hace tres días, pudimos ver cómo miles de personas se congregaron en Madrid para asistir a la Misa por la Familia. Un acto en el que Rouco Varela, cómo ya es habitual, se dedica a vomitar estupideces sin pudor ninguno.

Cómo ya queda anticuado aquello de “España se rompe”, hemos subido el listón y ya decimos que la que se rompe es Europa. Pero, no por culpa de Zapatero, de momento, que en Enero ocupa la Presidencia de la Unión y ya veremos qué pasa… sino por culpa del aborto, el matrimonio homosexual y el divorcio; especialmente por “la facilitación jurídica del divorcio hasta extremos asimilables al repudio”. Cómo es sabido por todos, los gobiernos europeos en general y el nuestro en particular, ha promovido una campaña, por la cual, obliga a las parejas heterosexuales a divorciarse por ley para casarse con personas del mismo género, por supuesto las mujeres que se quedan embarazadas son obligadas a abortar (se rumorea que los fetos se los comen entre Aído y Zapatero). También dijo el cardenal Rouco que sin la familia tradicional-cristiana, Europa “se quedaría prácticamente sin hijos, o lo que es lo mismo, sin el futuro de la vida”. No comment. Lo mejor que se puede hacer con la Iglesia ultraderechista que tenemos es dejarla hablar y que ellos mismos caigan en su ridículo.

Una de las mentiras más repetidas durante la homilía, fue la defensa del concepto de “familia tradicional” y digo “mentira” porque la familia que ellos defienden, de tradicional tiene poco. “Su” definición de familia es sabida por todos: El padre que trabaja para mantener la familia, la madre fiel y sumisa que se encarga de la casa y de sus hijos y los vástagos, cuantos más mejor. Ya es chirriante de por sí, que nos hablen de familia y amor los obispos, que no tiene ninguna experiencia sexual y que la única que, de vez en cuando, sale a la luz se llama pederastia. Además, nos quieren hacer creer que su modelo referente es el del portal de Belén, que ponen todas las navidades en sus casas… como decían por meneame: “Hombre, si pretenden que me crea que la “familia tradicional” es de Jesús de Nazaret, cuya madre fue fecundada por una paloma y que sin dejar de ser virgen tuvo a un crío cuyo padre era un ente invisible que nadie ve, pero que algunos oían….van listos.”

Si analizamos la familia tradicional con un poco de persepctiva histórica, nos damos cuenta que éste modelo ha sido una invención del siglo XX, una anomalía histórica, un modelo en el cual se impulsaba una familia cerrada.  La familia del pasado era mucho menos idílica que lo que nos pintan. Era un sistema patriarcal, en el cual, el hombre explotaba a su mujer y a sus hijos en el trabajo. Las aventuras eran cotidianas. Había huerfanos, hijos bastardos, padrastros, madrastas… Las violaciones, las bodas concertadas y el casamiento entre familiares estaba a la orden del día. No hay mas que echar un ojo a cualquier libro de sociología o repasar la historia de algunas “ilustres” casas como la de los Borbones.

Por tanto, los mensajes apocalípticos e intoletantes de la Iglesia, además de su manifiesta ridiculez, están sustentados en unos principios falsos. El divorcio, el aborto y el matrimonio homosexual no son los problemas que afectan a la unidad familiar; son las soluciones a ciertas circustancias y situaciones que son cotidianas y aunque les cueste creerlo, normales. La familia compuesta por padre-madre e hijos, no está amenazada por nada, ni por nadie. Lo mejor de la sociedad en la que vivimos es la diversidad y la pluralidad de los modelos de familia y eso, por mucho que les pese, no lo podrán cambiar.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo 1

Ratzinger, Rouco and Rock and Roll

Al hablar de integrismo, de religión sectaria, de extremismo siempre pensamos en el Islam, sin darnos cuenta que en un pequeño Estado dentro de la ciudad de Roma hace siglos que no pasa el tiempo. La Iglesia Católica vive anclada en la Edad Media. Y como en el medievo se opone al progreso, cree que su moral e ideología debe ser única y trabaja para imponerla. Desprestigia los avances de la ciencia y a violado la reputación de figuras históricas como Darwin o Galileo.

La elección de Ratzinger como Sumo Pontífice de está Iglesia es idónea, es un Papa de hace mil años. El último Vicario de Cristo tiene como sino ser mediático, un ídolo de masas, una rock star y como toda celebritie (¡ay va! Que chorrazo) marca tendencia. Sus supuestos zapatos de Prada le sirvieron para encabezar lo más alto de la revista Esquire, es un referente de la moda por encima de David Beckham.

En su último Tour por África, el Mick Jagger del Vaticano dijo que “el preservativo agrava el virus del SIDA”. Una calumnia de dimensiones capitales en un ejercicio de irresponsabilidad gravísimo impropio de un líder religioso tan influyente. Hay que recordar que en África viven dos tercios de la población mundial portadora del VIH. Una groupie de Ratzinger, el Obispo de Orleans André Fort, ha añadido que como todo el mundo sabe -“incluidos los científicos”- “el tamaño del virus del sida es infinitamente más pequeño que un espermatozoide” ergo “el condón no es eficaz porque el SIDA lo traspasa”. Sin Palabras.

En España, que somos más papistas que el Papa, la Iglesia continua esta línea de sin razón con Rouco Varela como cabeza de cartel, nuestro Freddy Mercury local. Sufrimos un episcopado radical, de ultra derecha, anclado en el franquismo y que no repara en mentir y manipular con el fin de imponer su moral. Lo hacen además con total impunidad, disfrutando de un concordato medieval que ningún gobierno se plantea revisar ni tangencialmente. Se posicionan contra el aborto, contra el preservativo, contra la investigación con células madre, contra el matrimonio homosexual, contra la eutanasia… con todo lo que suponga libertad, derechos o progreso. La Iglesia Católica es una fuente ideológica muy activa y sus declaraciones tienen gran peso dentro de la vida política y social. Por ello deberían ser más responsables, consecuentes con sus palabras y comedidos. No existe derecho a mentir, existe derecho a decir la verdad.

2 comentarios

Archivado bajo Artículo