Archivo de la etiqueta: política

All-Stars de la Política: Silvio Berlusconi

Hay personas que son auténticos ídolos de masas, que marcan tendencias, que son idolotrados y que levantan pasiones. Personas que son imitadas, un ejemplo para los niños. Bono, Kobe Bryant, Cristiano Ronaldo… son sólo algunos ejemplos de auténticos personajes mediáticos. Pero, no sólo el deporte y la música arrastran masas, también la política lo hace y, por consiguiente, también en la política hay auténticas estrellas. Por eso inauguro esta sección: “All-Stars de la Política”, dónde apuntaré las razones que hacen a ciertos políticos, auténticos iconos mediáticos. Porque hay que empezar fuerte… hoy en “All-Stars de la Política”: Silvio Berlusconi.

10 razones por las cuales “Il Cavalieri” pertenece al All-Star:

1. Perseguido por la justicia, consigue convertirse en Primer Ministro de Italia y promulga la Ley Alfano para impedir que la justicia le juzgue. Aunque finalmente no lo consigue, sigue empeñado en blindarse y está a punto de ultimar un acuerdo para conseguirlo.

2. Por hacer que su residencia en Cerdeña, Villa Certosa, sea la envidia de la mansión Play Boy.

3. Por entender tanto de fútbol como de política, ser el dueño del AC Milán y llevar toda la vida haciendo las alineaciones.

4. Por sufrir una agresión y conseguir sacar provecho para subir en las encuestas e índices de popularidad.

5. Por ser recibido en Washington por el matrimonio Obama y mirar de arriba a abajo a Michelle:

6. Por mantener vínculos con la mafia italiana. Don Vito Corleone estaría orgulloso de él.

7. Por decir que los refugiados de un seísmo, que lo han perdido todo, se encuentran “cómo en un fin de semana de camping”:

8. Por ser el líder del nuevo fascismo y no ocultarlo con declaraciones como: “Somos la nueva falange romana” o “Mussolini, no mató a nadie sólo mandaba a la oposición de vacaciones al exilio”.

9. Por comprar Cuatro, la cadena en abierto del grupo Prisa. Mediaset, el grupo de Berlusconi, se hace con la linea editorial del mayor grupo de comunicación progresista de España. Mientras que en Italia censura la televisión (en más de una ocasión), los periódicos y ¡hasta internet!

10. Por convertirse en la estrella de rock del año para Rolling Stone.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo All Star de la Política

Fútbol 1 – Política 2

“El hombre es un animal político”

Aristóteles

Magister dixit. Y es el hombre con tal condición quien politiza todo, rehuyendo de un debate profundo, complejo y arduo propongo una suerte de polémica en un terreno mas trivial, liviano y asequible: la yunta política-fútbol. Mucho se ha hablado del tema a raíz del famoso “incidente” de la final de Copa, cuando numerosos aficionados del Athletic y del Barça pitaron a Juan Carlos I y al himno nacional.

La mayoría de aficiones están politizadas, suele asociarse -con mayor o menor acierto- pensamiento derechista al Real Madrid y una ideología más de izquierdas al FC Barcelona. Llevado al extremo en el caso de los grupos “ultras”, que siempre que tienen ocasión ponen de manifiesto su ideología política a la hora de animar a su equipo: las banderas franquistas que ondean los Ultras Sur o el Frente Atlético, las pancartas pro-ETA que exhiben los Herri Norte Taldea o los símbolos de extrema izquierda de los Bukaneros o los Riazor Blues. Actitudes agitadoras de grupos radicalizados que tienen poco o nada que ver con el fútbol y en muchas ocasiones empañan la grandeza y la deportividad del resto de aficionados.

“Acompañar” los compases de un himno con sonidos agudos producidos con la boca no es una práctica novedosa, ni exclusiva de la pasada edición de Copa. En el pasado España – Francia del último mundial, un sector de la hinchada española, supongo que el mismo que ahora se ha indignado con lo acontecido en Mestalla, silbó La Marsellesa en un acto de falta de educación y paletería. Politizo este acto, porque es lo úncio que explica el origen de la acción. Yo tenía la idea preconcebida de que se pitaba lo que no gustaba en el sentido estético, de este modo, entiendo que la marcha militar que tenemos por himno líricamente no guste; pero, que se silbe a un himno tan hermoso con el francés desmonta tal argumento y obliga a extrapolar el juicio artísitco a un nivel político.

A propósito del himno francés, el demagogo -y pequeño- Nicolás Sarkozy anunció la intención de promulgar una ley que obligue a suspender cualquier partido en el que La Marsellesa fuera pitado. Dudo mucho de que esto sea factible, reconozcámoslo a la gente le gusta tocar los símbolos y si son ajenos más. El Athletic – Barcelona fue una ocasión de lujo para que una parte del público luciera orgulloso su nacionalismo y mostrara su disconformidad con el “Estado español”, así un “campechano” Borbón no hacía otra cosa que saludar cariacontecido ante el espectáculo nacionalista del que era objetivo; eso, siempre y cuando su cuestionable capacidad intelectual le permitía asimilar lo que ocurría.

¿Qué podemos hacer entonces para despolitizar – en la medida de lo posible- el fútbol? Por supuesto, no aplicando la censura 2.0 como hizo TVE. Siendo radicales, en el estricto sentido etimológico, bastaría con reformular una Copa politizada desde su nombre. La actual Copa del Rey, antes fue la Copa del Generalísimo y por un periodo breve de tiempo Copa del Presidente de la II República, estamos por tanto ante una copa concebida como tributo político. Al estilo de la Copa inglesa, por ejemplo, que recibe el nombre de su federación: FA Cup, se podría bautizar la Copa como Copa de España o Copa Federación, eliminando así la carga política que conlleva jugar una copa en honor al Jefe de Estado.

4 comentarios

Archivado bajo Artículo