Cine: Las 10 mejores películas de 2009

Cómo es habitual en estas fechas, los medios de comunicación y los blogs realizan una serie de resúmenes, retrospectivas y ránkings sobre lo mejor, o peor, que ha dejado el año que se va. Este 2009 ha sido rico cinematográficamente, han estrenado película los directores más importantes del mundo y nos hemos encontrado una serie de “sorpresas” bastante agradables por parte de los nuevos directores. Centrándome en el circuito comercial, voy a hacer un repaso por las 10 mejores películas de 2009.

10. Whatever works (Si la cosa funciona), Woody Allen.

Woody Allen vuelve con una comedia hilarante protagonizada por el gran Larry David que hace de maestro de ceremonias y nos acompaña por un pequeño viaje que se convierte en una optimista oda al pesimismo. El más imaginativo e hilarante Allen, que hace cosas que sólo se le ocurren a él, consigue jugar con el género, con su estilo y con el espectador con tanta facilidad como eficacia. Gracias Woody.

“Pocas comedias recientes contienen tanto vitriolo como ésta, pero lo más inusual es que su negrísimo humor cristaliza en un discurso de propiedades benéficas para la calma espiritual de todo espectador” (Jordi Costa: Diario El País)

9. Le hérisson (El erizo), Mona Achache.

Ópera prima de la francesa Mona Achache, que se inspira en el bestseller “La elegancia del erizo”, y nos narra una bonita historia a través de los ojos de Paloma Josse una niña de 11 años que graba una película casera con la vieja cámara de su padre, mientras trama un plan secreto. A partir de entonces, vemos los encuentros y desencuentros de los distintos inquilinos del lujoso número 7 de la calle Grenelle, en París. Película reflexiva, elegante, poética y atemporal.

8. Gordos, Daniel Sánchez Arévalo.

La sorpresa más agradable que ha dejado el cine español este año. Gordos, es la segunda película de Sánchez Arévalo después de Azuloscurocasinegro con la que dejó un listón muy alto. En este drama-comedia sobre los excesos de la vida, Arévalo nos desnuda a una serie de personajes que tienen en común una terapia por esos “kilos” de más. Rompe continuamente el hilo argumental y nos cuenta con brío, gracia y eficacia la evolución de los personajes sin que perdamos un detalle. Hace uso de su amplio abanico de recursos para hacernos llegar su compleja obra coral, un film tan extraño como estimulante.

“Un film complejo, escrito de una manera deslumbrante, con continuas rupturas del hilo narrativo, pero sin perder jamás la pista de sus personajes. (…) tan irregular como estimulante (…) Puntuación: **** (sobre 5)” (M. Torreiro: Fotogramas)

7. El baile de la Victoria, Fernando Trueba.

Posiblemente la película más controvertida de 2009, por lo menos en la industria española. Seleccionada por la Academia de Cine para los Oscars y machacada por la crítica especializada. Es la adaptación de la novela homónima de Antonio Skármeta, “El baile de la Victoria” que ganó el Premio Planeta, estamos por tanto ante un argumento y una historia bastante potente, que a la suma es lo más destacable de la película. Fernando Trueba hace uso de un lirismo excesivo, con metáforas y recursos en ciertas ocasiones fuera de lugar, se vale de unos recursos técnicos que lejos de darle consistencia a la película, te saca de ella y en ocasiones te introduce en un videoclip de imágenes y sonidos ciertamente inverosímiles.

Aún así la recreación sobre si mismo de Trueba no termina de estropear la película, que se asienta en el, ya mencionado, fuerte soporte argumental y en unas interpretaciones realmente brillantes. Es cierto que quizá Ricardo Darín no brilla tanto como nos tiene acostumbrados; pero no es él, el que debe destacar en el reparto, sino Abel Ayala por quién cruzan las distintas historias y se convierte en nexo de unión entre los personajes. Abel Ayala se erige como el gran protagonista de la película debido a su magnífica actuación, secundado por la deslumbrante Miranda Bodenhofer. En resumen, una película para sumergerte en su poderosa historia y dejarte llevar por sus personajes y sus aventuras en la medida que el ego de Trueba te permita.

6. Up, Pete Docter y Bob Peterson -Pixar-

Poco que decir de la última obra de la factoria Pixar, la compañía de Steve Jobs que ha revolucionado el cine de animación a base de buena técnica y mejores historias que contar (James Cameron, apunta). Up, es el viaje de un anciano que se ve obligado a echar su casa a volar, literalmente, debido a la salvaje expansión urbanística que le amenaza. El principio es épico, pura poesía, un relato sobre el ser humano, el amor y la vida, que hace estremecerte. Cine en estado puro que te rentabiliza el dinero de la entrada con intereses. Después del arrollador comienzo, la historia continua manteniendo la altura, quiza debido a los globos de helio. Luego vienen ciertos clichés propios del cine de animación y de cara al público infantil. Pero, la historia de ese viejo cascarrabias es digna de ver una y otra vez para recrearte con esos genios de Pixar.

5. 500 Days of Summer (500 días juntos), Marc Webb

La mejor película “indie” desde Pequeña Miss Sunshine. 500 Days of Summer es la ópera prima del famoso director de videoclips Marc Webb, que en su primera incursión en el cine nos ha regalado esta pequeña joya. La película pagafantas por excelencia, una comedia romántica, pero sin amor: Chico se enamora de chica. Chica no. Más de uno se sentirá identificado con el protagonista Gordon-Lewit que se enamora de la “enamorable” Zoey Deschanel con el inconveniente que ella no cree en el amor. Una historia con un guión espléndido, guiños cinéfilos y musicales, unos actores idóneos y una realización admirable. La escena “expectación vs realidad” es lo mejor que le ha pasado al género en años.

4. Los abrazos rotos, Pedro Almodovar

Nominada a los Globos de Oro a mejor película extranjera, ganadora de Mejor Música en los Premios de Cine Europeos y nominada también a mejor director y mejor actriz. Hablar de Almodovar es hablar de Cine con mayúsculas, aunque esta película haya sido maltratada por un sector de la crítica; Pedro se vale de una mezcla de géneros en el que predomina el Melodrama, con un toque de Cine Negro, para contarnos una historia de amor y pérdida que se prolonga en el tiempo. Técnicamente Almodovar es un ser superior al que no se le puede reprochar nada; maneja los tiempos del cine y juega con ellos eficazmente. Además, el director manchego se vale de su maestría habitual para conseguir mezclar pasión, drama y humor en su universo habitual; apoyado en unos actores principales colosales (Homar y Cruz) y unos secundarios que no desmerecen, la historia toca el cielo con algunas escenas magistrales, pero de cae un poco en otras dejando un sabor final agridulce.

3. Celda 211, Daniel Monzón.

Cómo una mecha que se consume lentamente, el film abre con una lenta e impactante escena de esas que obliga a cerrar los ojos a parte del patio de butacas. A partir de ahí, cuando se consume la mecha, explota una bomba de tensión que nos acompañará el resto de la película. Un ritmo frenético, un guión muy bien entrelazado, acción en estado puro y un reparto de actores excepcional. Sorprendentes secundarios, como Carlos Bardem en su papel de preso colombiano, y buena actuación del protagonista Alberto Ammann. Pero si hay que destacar algo de esta película es a Luis Tosar que deja de ser un actor para convertirse en un gigante que ocupa plano tras plano con una maestría espectacular, el Goya lo tiene asegurado y de todas las películas del año Luis Tosar nos regala la mejor interpretación.

“Una de las mejores películas que ha hecho el cine español en mucho tiempo (…) Una narración tensa y compleja en la que todo posee fuerza, suspense, desasosiego y veracidad. Pasa volando y perdura en el recuerdo (…) Impresionante recital de Luís Tosar” (Carlos Boyero: Diario El País)

2. El secreto de sus ojos, Juan José Campanella

Dejamos el cine, para hablar de CINE, una película que el tiempo la tratará como merece: obra maestra. Campanella coge cine negro, drama, romance y thriller, le da su particular toque de humor, lo coloca en un contexto político-histórico-social y nos pone encima de la mesa un argumento que sale de la pantalla para meterse dentro de ti y dejarte sin aliento hasta que aparecen los títulos de crédito. Es una de esas películas que no te cansas de ver y en cada visionado rescatas detalles que antes no habías visto y te hace sentir la película más gigante una vez tras otra. Ricardo Darín da una clase de como va esto de la interpretación y lo apoyan unos actores superlativos, uno tras otro, uno tras otro… Además nos deja la mejor secuencia del año, la escena del campo de futbol, donde nos introduce en las entrañas de un partido de futbol a través de un plano espectacular y nos muestra una persecución de esas que te deja sin aliento, un 10. Estamos ante uno de esos films que te obligan a dar las gracias a los Hermanos Lumiere por haber inventado esto del cine.

“Estamos en el territorio del gran cine, del clasicismo, de un universo tan rico como complejo en el que todo tiene sentido, te envuelve, te sugiere, te implica y te conmueve.” (Carlos Boyero: Diario El País)

“Magistral (…) La fórmula perfecta del cine emocional, quizá sentimental. (…) Unos diálogos hilvanados con muchísima gracia; una trama en espiral que se agarra al estómago (…) interpretaciones memorables” (Luis Martínez: Diario El Mundo)

1. Inglorius Basterds (Malditos Bastardos), Quentin Tarantino

Reservoir Dogs, Pulp Fiction, Jackie Brown, Kill Bill, Death Proof... con esta breve pero intensa filmografía eres consciente que cuando te sientas en la butaca para ver la nueva obra del señor Quentin vas a disfrutar como un enano. Pero con Inglorius Basterds, Tarantino ha ido un paso más allá, había muchas expectativas sobre su incursión en el género bélico y las ha cumplido, vaya si las ha cumplido, Malditos Bastardos es su mejor película a la altura de su obra maestra Pulp Fiction. Cada secuencia de la película es una pequeña obra maestra en la que hay que recrearse. Jean Luc Godard dijo de Tarantino: “la diferencia entre Tarantino y yo es que el cine vive en mí, mientras que él vive en el cine”. Se nota que Quentin vive en el cine, es el director que mejor sabe mezclar los géneros y mejor los sabe tratar. Al principio de la película nos regala una escena de auténtico Western en la que nos descubre a un magistral Christoph Waltz que interpreta al general Hans Landa, Waltz te hace adorar a ese “maldito” nazi… se llevó el premio a mejor actor en Cannes y  seguramente hará lo propio en los Oscar. Una historia bifurcada de venganza en la que Tarantino se permite el lujo de jugar con la historia, pero a él le dejamos, ha cerrado el ciclo de la Segunda Guerra Mundial, se ha reinventado y nosotros lo hemos disfrutado.

“Revisionismo pop. (…) Su gloria está en el exceso, (…) en mezclar diálogos perfectos y recursos visuales deliberadamente estridentes y, por supuesto, en atreverse a proponer una realidad alternativa” (Jordi Costa: Diario El País)

“Notablemente brillante. Con tanto carácter como su título, es una película maravillosamente interpretada que trastoca las expectativas todo el rato. Y puede que tenga la dirección y escritura más segura y audaz de la carrera de QT.” (Chris Hewitt: Empire)

“Al infierno con los libros de historia; Tarantino libra su propia guerra. (…) una gran, valiente y audaz película bélica (…) Puntuación: **** (sobre 4).” (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)

Quizá me dejo algunas películas en el tintero, algunas que podrían estar y otras que deberían. No he visto La cinta blanca de Haneke, Up in the air de Reitman o City of Life and Death de Lu Chuan, las tres muy bien recibidas, la primera y la tercera ganadoras en Cannes y San Sebastián respectivamente. Otras grandes producciones que no están son Ágora de Amenabar, que bien podría entrar en la cola de la lista, o Avatar de James Cameron, considerada por muchos como una gran película y por otros tantos como el mayor timo del año, un film cuyos efectos especiales son inversamente proporcionales a su guión. En definitiva es una lista, y como todas las listas son personales.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Cultura

3 Respuestas a “Cine: Las 10 mejores películas de 2009

  1. boyero

    Hombre, yo hubiera metido en la lista “los límites del control” se merece estar mas ahí que algunas… y demasiado arriba veo a Almodovar pero bueno, es como tu dices las listas son personales, pero con el top3 coincido contigo!

  2. rafaelteruel

    500 days of summer…. sin palabras. Mítica. Estará en mi filmoteca personal para siempre.
    Malditos Bastardos es otra pasta, que te voy a contar, coincido contigo en ese puesto “number one”.
    La celda 311, de las mejores películas españolas que he visto.
    Buen trabajo judío.

  3. Alfa_genesis

    lo mejor mejor mejor lejos es dulce noviembre y the nootebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s