Archivo mensual: agosto 2009

Un cristo al horno para dos, por favor

Bajo un sol que apremia en un verano de los más calurosos que se recuerda caluroso como cualquier otro, no hay más remedio que sucumbir ante el sofá después de comer. Si no tienes playa, piscina o alberca; salir a esas horas es cuando menos una temeridad. Dado que el homínido tras miles de años de evolución, como diría Punset, ha predispuesto, inexplicablemente, la orientación del salón o sala de estar entorno a la caja tonta, no queda más remedio que acomodar tus sudadas nalgas para tragar varias horas de televisión, por lo menos hasta que el sol “afloje” y puedas salir a tomar un poco de aire fresco. Eso, o practicar una costumbre tan española como es la siesta, si no es tu caso, te acompaño en el sentimiento.

Entre Tour y Vuelta, pocas son las alternativas que ofrece el medio de comunicación por excelencia, el inmortal Jordi Hurtado, los machacados -y remachacados- capítulos de las series de siempre o un amplio abanico de repugnate informácion de corazón que va desde el “rigor” de la Televisión Pública, hasta el sensacionalismo de algunas privadas, sin olvidar eso sí, el formato pijoproge que ofrece Se Lo Que Hicisteis… desgastado por una fórmula cansina, repetitva y que para ganar audiencia utiliza los mismos clichés que los programas que critica, empezó siendo un espacio atractivo y diferente y ha acabado por ser un zapping del corazón.

Sin embargo, no siempre ha sido así, hace cuatro años murió, con Canal+, el que fue el mejor espacio que ha tenido la sobremesa española, por lo menos, por lo menos, desde que yo tengo conciencia: Lo+Plus. Un talk-show archiconocido, que ofrecía al espectador una hora de televisión que valía la pena con atractivas entrevistas por las que pasaron desde personajes de cine como Almodovar, Tim Burton o Penélope Cruz; a políticos como Felipe González o Santiago Carrillo, sin olvidar personajes tan interantes como Pedro Duque, Saramago, Vargas Llosa o Sabina. Fue plataforma de cómicos como Ramón Arangüena, Javier Coronas o el enorme Joaquín Reyes. También incluía, durante los primeros años, Las noticias del Guiñol espacio que tras su paso por el programa deambuló por las franjas horarias sin encontrar su sitio. Cuando Cuatro recogio el testigo de Canal+, el programa pasó a mejor vida y llegó el frívolo, vacío y facilón Channel Nº4, una pena.

Uno de los personajes que entrevistó el equipo de Lo+Plus, fue el gran cantautor Javier Krahe. Durante su paso por el programa, proyectaron un cortometraje que hizo el propio Krahe junto con Enrique Seseña en el año 1978. En el susodicho corto, los autores nos enseñan Como cocinar a un cristo para dos personas. Un corto transgresor y genial. Ahora, 4 años después de la emisión durante el programa y 31 después de la realización de la innovadora receta culinaria, Javier Krahe y Montserrat Fernández Villa (por entonces directora de Lo+Plus) tendrán que sentarse en el banquillo de los acusados por un supuesto delito contra los sentimientos religiosos. En un tiempo en que todo molesta y que la luchas por los derechos deja paso a la lucha por las sándeces y despropósitos (que son eufemismos, para decir gilipolleces) aparece un nuevo concepto mas progre y moderno que la rancia censura… y es que en el siglo XXI la libertad del arte siempre ve sus caminos cortados por lo políticamente correcto, que es la censura de nuestro siglo. Si transgredes, si creas, si eres polémico, si inventas, si piensas distinto… corres el riesgo de caer en lo “polítcamente incorrecto” y entonces amigo mío, se acabó tu libertad de expresión. Me cago yo en las muelas de lo políticamente correcto.

Sólo hay una excepción, que es cuando la mierda vende, cuando T5 paga cifras desorbitadas por entrevistas a delincuentes y los realitys y “las tertulias del corazón” arrasan con el share, es entonces cuando aparcamos “lo correcto” porque obtenemos el producto que nos gusta: la telebasura, reina y señora del medio. En vistas de una falta de cambio y mientras esto siga así, habrá que recurrir a youtube para ver que en otros tiempos la tele si que merecía la pena o si no, tendremos que refugiarnos en horarios tristemente marginados de cadenas como la2 donde podremos ver Muchachadas, Punsetes y documentales varios que nos dan un motivo para no tirar la tele por la ventana.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Artículo