Festival de Málaga 12: El ataque de las chonis

Si el Festival de Málaga fuera una película, se podría llamar: Festival de Málaga 12, el ataque de las chonis. Sería un film protagonizado por un escuadrón de quinceañeras hormonadas a la caza de rostros televisivos. Las hordas de jóvenes que inundan las calles convierten Málaga en una ciudad sitiada por la histeria, el descontrol y los gritos. En el reino de las chonis no hay reglas, no hay ley, Málaga es una suerte de Sin City dirigida por Bigas Luna.

Carreras, llantos, famosos, gritos, autógrafos, besos, fotos… ¿cine? “Si claro, la peli de Mario Casas tía”. Si en 2007 fue Hugo Silva y en 2008 Miguel Ángel Silvestre (el duque) este año el petado actor Mario Casas es el centro de todas las miradas. Provoca un caos hormonal allá por donde va, descontrol que tuvo como punto álgido el pasado fin de semana con el estreno de “Fuga de Cerebros” comedia gamberra, mamporrera y zafia que baja el nivel del infravalorado cine español. Industria patria que no tiene más remedio que ondear la bandera blanca de la derrota y postrarse ante lo que de verdad interesa a la muchachada malagueña: el famoseo.

El hotel AC de Málaga esta tomado permanentemente por unas 100 niñas (muchas acompañadas por sus madres). Los actores ya no se atreven a pisar la calle y mucho menos sin escolta, medida que ha tenido que adoptar Hugo Silva, harto del acoso que sufrió en pasadas ediciones. Ciertos cineastas comparan a estas niñas con gaviotas: “estás arriba en la habitación del hotel, y las oyes chillar, son como gaviotas peleando por comida”. Están en todas partes, algunas incluso infiltradas en el propio hotel, sus padres les han pagado habitaciones para que puedan abordar a los actores dentro. Por supuesto el fenómeno fan no entiende de peligros, asaltar coches en marcha o golpear las ventanillas de los vehículos son el abc de cómo comportarse cuando se alcanza el paroxismo.

Mientras, el resto de protagonistas del festival los que no aparecen en televisión, los que no interesan, corren distinta suerte. La jefa de prensa que acompañó a Mario Casas en coche hasta el Teatro Cervantes fue recibida por ello a gritos de “¡Zorra, zorra!”, sin embargo el emblemático Santiago Carrillo, uno de los personajes más destacados del siglo XX, fue recibido con fotos y autógrafos pero no por la admiración de las jóvenes sino porque “si está en la alfombra roja, ese señor mayor debe ser famoso, ¿no?”. La gente de a pie tampoco está a salvo, estás tranquilamente tomando algo en alguna terraza del centro y cuando menos te lo esperas… ¡Zasca! Ahí están, personillas que no levantan más de metro y medio del suelo te preguntan ansiosas si algún famoso a entrado en el bar. ¡Qué miedo!

Por una semana el Festival de Málaga provoca alergias y pasiones, filias y fobias, y parte la ciudad en dos, la gente que vive el cine dentro de las salas y la gente que acosa a los actores fuera de ellas. Dos visiones opuestas que conviven y se palpan en el ambiente, se respira pasión por el cine y fiebre por el famoseo, pesando más, muy a mi pesar, esto último. El Festival de Málaga es posiblemente el único festival del mundo que tiene su esencia en la calle, en el glamour de barrio. ¿Qué pasaría si dejasen de proyectar películas y siguiesen trayendo a los famosillos de la tele?, ¿alguien se daría cuenta?

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Artículo

4 Respuestas a “Festival de Málaga 12: El ataque de las chonis

  1. Un momentito, verás como la recaudación millonaria que tendrá Fuga de cerebros va a evidenciar lo que le interesa a la muchachada malagueña, manchega, gallega y española en general. Lo que pasa es que aquí tenemos a las chonis encargadas de exteriorizar ese interés.

  2. Anîtä Corti

    Jajajajaja le estas cogiendo gusto a eso de meterte con nuestro actor y pintor más internacional, nuestro festival y con nuestras chonis!.

    El festival ya llegó a su fin, que harán ahora estas jovenes, quién será su proxima victima?!.
    Y lo peor, que haremos nosotros, que será de nuestro programa de radio……¿?.

  3. Juan Carlos

    Hola, Gonzalo. Me asomo por aquí, sin tu permiso, para ver qué nuevas nos traes.

    ¿Festival de Cine? Más bien se ha convertido en una farsa de gala televisiva del super-patrocinador, Antena3, que se ocupa de trufar la alfombra roja con las estrellas de su nómina, para garantizar ese tufillo impostor de “glamour” del que hablas, a cambio de que se estrenen despropósitos infumables como “Fuga de cerebros”(habría que preguntar a la cadena en qué momento se le escaparon los talentos, si es que los tenían).

    Jordi Minguell, en su blog de El País, ya ha puesto nombre al nuevo género patrio: “New Choni Cinema”. No dejes de visitar este post:

    http://lacomunidad.elpais.com/alta-definicion/2009/3/25/new-choni-cinema-o-proposito-mentiras-y-gordas-

    Seguro que se hacen de oro con el invento. A este paso harán que añoremos el cine de correrías torremolineras de los setenta. Y si no, al tiempo…

    Cuídate ese tobillo, Gonzalo. Fijo que alguna teenager azorada te confundió con MAM y…¡zasca!, se tiró a tu yugular. Eso te paaaasa por ir de festivaaales. ¡Ayyyy….!

    Un abrazo ;).

  4. Te veo rezagado… por qué no actualizas?

    Mejorate!!!

    Tu equipo 🙂

    Un besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s