D2P: Democracia 2 Partidos

A dos semanas de las elecciones al Parlamento Vasco, se suceden los actos reivindicativos de la kale borroka para protestar contra la ilegalización de Askatasuna y D3M (Democracia 3 Millones). Hace escasos días, el Tribunal Constitucional confirmó las resoluciones del Tribunal Supremo por las cuales impedía presentarse a los comicios del 1 de Marzo a los dos partidos citados anteriormente, aplicando así la Ley de Partidos (Ley Orgánica 6/2002, de 27 de junio, de Partidos Políticos).

La izquierda abertzale que está detrás de estos partidos tiene lazos, más o menos contrastables, con el entorno de ETA. Para los jueces supone una razón suficiente para impedir a miles de ciudadanos vascos ejercer su legítimo derecho a votar por aquellos partidos que crean oportuno. Huelga decir, que las acciones de la banda terrorista y sus argumentos son absolutamente reprobables y no tienen sitio ni dentro de la sociedad vasca, ni dentro del siglo XXI. ETA tiene que darse cuenta de lo que los vascos ya saben: con las acciones terroristas no van a conseguir ningún obejtivo político y que sólo a través de la democracía y la política pueden defender sus ideas. Pero, ¿no es ilegalizar a los partidos abertzales dar motivos a la banda para que siga por la senda del terror?, ¿no se hace un flaco favor a la democracia impidiendo la representación de todas las ideas políticas?, ¿no es el objetivo del Gobierno y de la sociedad española y vasca que ETA abandonde el terrorismo y luche con armas políticas?, ¿Reducir el espectro político no es propio de un estado de excepción?, ¿A qué camino nos conduce todo esto?.

La controvertida ley de partidos, que sacaron adelante en 2002 PP y PSOE con el apoyo de algunos grupos y con el voto en contra de IU, es un retroceso en los derechos civiles de una parte de la población. Además, las posibles lecturas de su redacción dan lugar a interpretaciones muy diversas. Amnistía Internacional argumento que “a través de la ambigüedad y la imprecisión de algunos artículos del proyecto de ley, se pudieran emprender procesos de ilegalización de partidos políticos que propugnen el cambio de principios constitucionales o leyes de forma pacífica”. En la misma dirección se posicionó el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, creen que esa doble lectura puede hacer que se ilegalicen partidos que a través de medios pacíficos luchen por los mismos objetivos políticos que los terroristas.

Dos grandes cuestiones hay que plantearse para la definitiva derrota de ETA, esa lacra de la sociedad vasca. La primera de ella es la negociación con los terroristas para que abandonen las armas, Zapatero tiene que dar un golpe de timón y volver a sentarse con la banda para negociar el abandono de las armas. El camino es y será siempre el diálogo. Su responsabilidad como Presidente del Gobierno es liderar las conversaciones, como ya hicieron el resto de presidentes, y no cesar en su empeño de acabar con ETA mientras dure su mandato. La segunda cuestión, y fundamental para abordar la anterior, es derogar la llamada Ley de Partidos para no jugar con una doble moral en las negociaciones, no se le puede exigir a ETA que abandonde las armas y, al mismo tiempo, negar la representación de sus ideas políticas en el Parlamento Vasco.

La ambigüa Ley de Partidos es usada a voluntad en contra únicamente de los partidos independentistas vascos, ¿por qué no se aplica a los restos de partidos que bajo esta ley pueden ser considerados “ilegales”? La ley impide que los partidos políticos justifiquen actos o ideas xenófobas o racistas. Bajo este apartado deberían ilegalizarse los fascistas España 2000 o Alianza Nacional entre otros. También los partidos mayoritarios podrían ser ilegalizados bajo esta ley. El PSOE, en el periodo histórico de su fundación, planteó la llegada al poder a través de la violencia para conseguir la Revolución Social (durante la II República) y hace una década formó y financió el Terrorismo de Estado del GAL. El PP, por su parte, mantiene altos cargos relacionados con el Franquismo y su presidente fundador fue Ministro en una dictadura; además, oculto, falseó y manipuló datos de un atentado terrorista días antes de unas elecciones generales. Una ley que no mide con el mismo rasero a todos, debe ser derogada.

Para orgullo patrio y de nuestra jóven e imperfecta democracia, la Ley de Partidos ha sido citada por el gobierno ultraderechista (no se me ocurre un prefijo mayor que ultra) de Israel, más concretamente Zapatero a quién han atribuido el mérito de la ley. Este hecho debería hacernos recapacitar. Hay que reflexionar si una ley alabada por un país que practica el Terrorismo de Estado es saludable para nuestra democracia.

Gonzalo Ballesteros.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Artículo

2 Respuestas a “D2P: Democracia 2 Partidos

  1. Pingback: D2P: Democracia 2 Partidos

  2. Prometeo Acomplejado

    Permítame que le refute una de sus premisas (“impedir a miles de ciudadanos vascos ejercer su legítimo derecho a votar por aquellos partidos que crean oportuno”): falso, ya que no se impide a nadie votar, lo que se veta es la participación de una agrupación que no se adapta a nuestras leyes. Igual ocurriría con un supuesto partido que promulgara la violencia contra la mujer: la justicia tendría que obstaculizar su participación en cualquier referendo porque sus bases no se ajustan a nuestras leyes, y a ningún simpatizante se le negaría su voto, simplemente no sería posible.
    Un poco de demagogia y de política ficción: si alguna ley alemana hubiera prohibido a principios del s. XX la participación de un partido político con un líder golpista, ¿habríamos conocido el Holocausto?
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s